LA MALETA DEL FOTÓGRAFO DE GUERRA “AGUSTI CENTELLES”

Un fondo gráfico extraordinario, único en la historia del foto periodismo occidental, que el azar ha permitido conservar hasta nuestros días y que hoy se publica por primera vez en un solo volumen.

LA MALETA DEL FOTÓGRAFO DE GUERRA

AGUSTI CENTELLES

El 20 de enero de 1939 Centelles clasificó y empaquetó su archivo de fotos y negativos de paso universal. Movilizado como soldado y responsable del gabinete fotográfico del Servicio de Información Militar (SIM) y ante el avance franquista, Centelles abandona Barcelona cuatro días más tarde para ir hacia Figueras y el 5 de febrero recibe la orden de evacuación hacia Francia junto con el resto de personal del gabinete.

Salvador y Ferran Pujol se encargaron de llevar la maleta de Centelles a la estación de tren. El día 8 los componentes del gabinete fueron internados en el campo de concentración de Argelès-sur-Mer. El historiador anarquista Eduard Pons Prades valora que en aquel momento la maleta estuvo en peligro de perderse. Prades acompañará a Centelles (en 1976) en el viaje para recuperar la maleta.

Las primeras semanas de internamiento fueron las más críticas. Reinaba el desorden y eran habituales los robos y las peleas con arma blanca e incluso armas de fuego, y hubo muertos y heridos. Gracias a un grupo de amigos, Centelles mantuvo aquella maleta a salvo, lejos de los otros internos y de los gendarmes franceses. El 1 de marzo Centelles y sus compañeros fueron trasladados al campo de concentración de Bram, donde estuvo detenido hasta el 13 de septiembre. Al entrar al campo de Bram fueron interrogados y registrados. En su diario Centelles anota: “el gendarme me pregunta qué son tantas cámaras fotográficas. Le enseño el carné de la FIJ, la Fedèration International des Journalistes, y me responde ‘pardon, monsieur’. Ya no mira detenidamente la maleta con el archivo de negativos ni la cartera grande”.

En Bram, el denominado “campo modelo” por las autoridades francesas, Centelles continuó vigilando su archivo y añadió casi 600 fotografías más. Se instaló en Carcasona a partir de septiembre de 1939 y continuó guardando su archivo. En 1942 entra a formar parte del Grupo de Trabajadores Extranjeros 422 (GTE 422), donde se hace amigo de Eduard Pons Prades.

Centelles vuelve a España durante la primavera de 1944. Antes de marchar, dejó su archivo empaquetado en una caja de madera de leche condensada y adentro los negativos en papel perfectamente dispuestos. El 5 de mayo la Gestapo hizo varias detenciones entre miembros del GTE. Entonces Pons Prades y Antonio Arderiu Ros trasladaron en moto con remolque la caja hasta Roullens, donde la dejaron en casa de unos campesinos emigrantes españoles. Después de la liberación de Carcasona en septiembre, volvieron a recoger la caja para dejarla a la casa de la familia Degeilh, con quien se había alojado Centelles.

Durante 32 años los negativos de Centelles estuvieron guardados a las buhardillas del número 4 de la calle Orliac de Carcasona. En 1962 Centelles viajó a Carcasona con su familia, pero no dijo nada sobre la existencia del archivo. Su hijo Sergi Centelles ha comentado sobre este viaje que su padre puso como pretexto ver la gente con quién había estado durante su exilio. Fueron a la casa y dejó a su familia hablando con los Degeilh. Centelles entró en la casa, salió al cabo de un rato y dijo que no había encontrado nada, los hijos de Agustí Centelles suponen que el fotógrafo comprobó el estado de las fotografías.

En una entrevista de televisión de 1979 para el programa “Imágenes”, dirigido por Pilar Chamorro, Agustí Centelles comentó: “cuando salí del campo fui a parar a casa de unos franceses, quizás los mejores de Francia. Me estimaban y me estiman mucho, y allá les dejé la maleta y les dije que algún día volvería, pero la maleta sólo la podría recuperar yo, que ya volvería. Al cabo de 15 años volví con mi esposa. La maleta estaba bien. Entonces la convertí en una caja y lo puse todo en orden. Lo dejé allá. Cómo la encontré es como la dejé”.

Existen dos versiones sobre el cambio de maleta a caja. La de Pons Prades data el cambio en 1944, y Centelles lo data en los años sesenta. Centelles, junto con Pons Prades, viajan en 1976 a Carcasona para recuperar el archivo y llevarlo a Barcelona. El contenido estaba en perfecto estado. Los domingos, en casa del fotógrafo, Centelles positiva, clasifica y ordena todo el material fotográfico. Se sirve de su buena memoria y la de Pons Prades, que le ayuda en maratonianas sesiones, ayudado por Antonina Rodrígo, compañera de Pons Prades.

Ese cambio social es lo que el fotógrafo Agustí Centelles (València,19091 – Barcelona, 1985) intentó plasmar, desde que en 1934 decidió hacer por su cuenta reportajes que enviaba a los periódicos de Barcelona. Con un censo de apenas una decena de fotógrafos de prensa en la ciudad, su estilo empezó a calar entre los jefes de redacción, permitiéndole colaborar en la flor y nata de las sábanas que se distribuían en el efervescente ciudad burguesa, portuaria, anarquista, culturalmente inquieta, políticamente polvorín: La Humanitat, Diario de Barcelona, La Rambla, Última Hora, La Publicitat, L’Opinió y La Vanguardia. El 1 de agosto de 1934 publicó sus primeras fotografías firmadas en el Mundo Gráfico madrileño.

Sintetizado en un par de párrafos, la wikipedia introduce a cualquiera, ahora mismo, en lo que durante muchos años fue un secreto a voces, la maleta de Centelles: “El 20 de enero de 1939 Centelles clasificó y empaquetó su archivo de fotos y negativos de paso universal. Movilizado como soldado y responsable del gabinete fotográfico del Servicio de Información Militar (SIM) y ante el avance franquista, Centelles abandona Barcelona cuatro días más tarde para ir hacia Figueras y el 5 de febrero recibe la orden de evacuación hacia Francia junto con el resto de personal del gabinete. Salvador y Ferran Pujol se encargaron de llevar la maleta de Centelles a la estación de tren. El día 8 los componentes del gabinete fueron internados en el campo de concentración de Argelès-sur-Mer. El historiador anarquista Eduard Pons Prades valora que en aquel momento la maleta estuvo en peligro de perderse. Prades acompañará a Centelles (en 1976) en el viaje para recuperar la maleta”.

La recuperación del contenido de esta maleta supuso el inicio de una peripecia que demuestra los extraños intereses por la memoria, cuando esta no es interpretación, sino un intento de mostrar las cosas como son. Y es que Centelles, con su amplia formación en retoque, técnicas de fotograbado y fotografía de salón, concibió un concepto diferente de mirar el entorno próximo e intenso. Como otros redactores gráficos españoles contemporáneos, planteó una nueva visión nueva y limpia de la realidad, que hoy volvemos a encontrar con toda la fuerza descriptiva en cada una de sus imágenes.

La exposición [TODO] Centelles propone hacer “historia con la fotografía”. El cronos es el formato escogido para “ver”, a través de más de un centenar de copias de autor positivadas de los negativos originales. Al sumergirnos en esta muestra, descubriremos a un fotógrafo joven (de 25 años), inquieto e innovador, que con nuevos formatos visuales convirtió el momento en el que le tocó vivir en un documento histórico.

La Segunda República Española, el comienzo de la Guerra Civil, el Frente de Aragón y más tarde, su paso por el Campo de concentración de Bram, documentando las penosas condiciones de vida de los internos, nos da la oportunidad de ver por segunda vez (la primera fue en el año 1937), su obra original documentada en un encuentro entre imágenes y prensa de época, con la novedad de descubrir 33 referencias de su trabajo publicado en la prensa de Australia en el periodo comprendido entre 1934 y 1938.

Con el patrocinio de la Fundación Pablo Iglesias, las concejalías de Memoria Histórica y de Cultura de Alicante, inaugurarán el próximo martes, 27 de junio, a las 19,00 horas, en la Sala Municipal de Exposiciones Lonja del Pescado esta exposición [Todo] Centelles, que se podrá visitar, con entrada libre, hasta el 3 de septiembre. En el acto de inauguración se prevé la intervención del exvicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra.

 

VIDEO:


A %d blogueros les gusta esto: